Publicado el

Un nuevo mundo en el que los stat-guards no ahoguen el flujo de aire...

¿Alguna vez ha colocado un protector de temperatura sobre un termostato y ha tenido que retirarlo más tarde porque no permitía un flujo de aire suficiente? Nos hemos encontrado con más de un termostato con la parte de la placa de pared del stat-guard todavía rodeándolo, pero con la parte de la cubierta real del protector por ninguna parte. Cuando se pregunta al personal de la instalación, siempre dicen que han tenido que quitar el protector porque bloqueaba el paso de aire al termostato, lo que provocaba que la habitación se calentara y enfriara en exceso. Hay una nueva tecnología en el mercado que pretende eliminar este problema. Se llama Dinámica Computacional de Fluidos o CFD (Computational Fluid Dynamics). Es una forma de analizar el flujo de fluidos y aire a través de un objeto mediante simulación por ordenador. Funciona tomando un gran sistema complejo y descomponiéndolo en miles o incluso millones de sistemas pequeños y sencillos. El CFD es más preciso que una medición real del flujo de aire, ya que cualquier herramienta utilizada para la medición afectará por sí misma al flujo de aire. También puede medir todas las áreas de un objeto, incluidas aquellas que no pueden medirse en el mundo real debido a su tamaño o a obstrucciones.

Para el sector de la calefacción, ventilación y aire acondicionado, esta tecnología permite diseñar, probar y perfeccionar los stat-guards en el ordenador, en lugar de enviar un prototipo tras otro e intentar simular todos los posibles escenarios de flujo de aire en cada modelo. De este modo, se consigue un diseño óptimo en el mercado mucho más rápido y se evitan los problemas que puedan surgir en el diseño una vez creado, como la falta de flujo de aire.

El CFD también permite diseñar parasoles para sensores exteriores que reduzcan la ganancia de calor solar sin afectar a la medición del sensor, y que resistan vientos extremos sin romperse. Y para los propios termostatos, significa que los fabricantes pueden localizar el punto óptimo exacto para las ranuras y aberturas de la carcasa que proporcionan un flujo de aire superior. Esto ayudará a evitar el autocalentamiento, que se produce cuando el calor de otros componentes de la placa de circuitos afecta a las lecturas del sensor interno. Incluso puede mejorar el rendimiento de los termostatos hasta el punto de que puedan utilizarse en algunas ubicaciones no ideales sin comprometer el rendimiento.

por Terry Noble, redactor técnico de la BAPI

Blogs proporcionados por Building Automation Products, Inc.
Si desea saber cómo ha utilizado BAPI la tecnología CFD o conocer otras soluciones de sensores innovadoras, póngase en contacto con nosotros en [email protected].